6 alternativas para jugar con tu perro

6 alternativas para jugar con tu perro

La energía de tu perro es infinita, siempre tiene reservas para una de sus actividades preferidas ¡Jugar! Por otra parte, un perro que satisface sus necesidades de actividad física es un perro feliz. Libre de cualquier síntoma de ansiedad o depresión, y con un estado emocional saludable. Al agotar sus energías tu perro podrá dormir plácidamente. ¡Y lo mejor todo!, no solo descansará él, sino que gracias a su agotamiento tendrás oportunidad de tomarte un respiro.

Alternativas de juegos

Que cuentes con diferentes alternativas a la hora de entretener a tu perrito tiene muchas ventajas. Primero que todo evitarás el aburrimiento de tu perro, y por otra parte estimularás tanto su actividad física como su actividad mental. A continuación comparto contigo seis de las alternativas que tienes para divertir a tu cachorro.

1.  Lanza y trae

El juego de Lanza y trae es uno de los más disfrutado por los caninos. Consiste en lanzar un objeto (pelota, rama de un árbol, etc.) para que tu perro lo busque y te lo regrese. Es importante que dicho objeto pueda ser agarrado con su boca, y que no sea muy pesado. Una vez que despiertes la atención de tu cachorro tu perro no resistirá las ganas de buscarlo.

Un juego como éste debe ser practicado en espacios abiertos, a fin de que tu perro corra lo suficiente y gaste sus energías.

2.  Tirar de la cuerda

Todos los perros desde pequeños sienten un gran deseo por tirar con sus dientes de cuerdas o de telas. Es por eso que ésta también puede ser una de las alternativas de juego que puedes utilizar con tu can.

La actividad consiste en tomar un pedazo de cuerda o trozo de tela largo, que darás a tu perro para que lo muerda de un extremo. Por tu parte tú tirarás suavemente de la punta opuesta, hasta sentir que tu perro te hace fuerza desde el otro lado.

El juego de tirar de la cuerda ayuda a fortalecer la mandíbula de tu amiguito canino. Es un juego que pueden realizar en lugares cerrados, así que es una alternativa ideal para días lluviosos o de frío, en donde la posibilidad de salir al exterior es mínima.

3.  Atrápame si puedes

Aunque tenga nombre de película este juego es uno de los más clásicos del universo canino. Consiste en hacer que tu perro te persiga mientras tú corres. Por tanto, es una excelente manera de mantenerte activo físicamente, y a la vez, de dar entretenimiento a tu cachorro.

Lo atractivo de Atrápame si puedes es que tanto tú como tu perro pueden fungir como el perseguido. Es una actividad muy divertida que hará que ambos drenen adrenalina. Eso sí, asegúrate de practicarla en lugares abiertos, lejos de obstáculos que durante la euforia del juego puedan lastimar a tu perro o a ti.

4.  Atrápalo en el aire

Los perros no solo disfrutan atrapar objetos en el aire, sino que lo hacen con gran destreza. Es por eso que ésta es otra de las alternativas de juego que podrías utilizar con él.

Para empezar, puedes probar lanzándole un pedacito de pan o alguna chuche canina. Verás lo pronto que le cogerá gusto a la actividad, y en un dos por tres quedará atento a la espera de tu próximo lanzamiento. Más tarde será el momento para probar con otros objetos (pelota, disco, etc.). Este juego será ideal para lugares abiertos en donde tu can pueda realizar atrapadas mientras está en movimiento.

5.  El escondido

Jugar al Escondido es una actividad que sin duda alguna tu perro disfrutará muchísimo. Consiste en que tú te escondas en cualquier rincón sin que tu perro te vea, y desde el mismo le chifles o le llames. Verás que inmediatamente tu perro saldrá a buscarte hasta lograr encontrarte.

Otra versión del escondido consiste en que en lugar de esconderte tú, escondas alguna chuche o uno de sus juguetes. Ambas versiones del juego son ideales para estimular a tu amigo peludo. Durante dicha actividad pones en acción su sentido del olfato y su actividad mental.

6.  Cuerpo a cuerpo

A la hora de mencionar juegos caninos es imposible olvidar el Cuerpo a cuerpo. Como bien indica su nombre consiste en la batalla física entre tu perro y tú. Tumbados los dos en el piso ambos retozarán, y mientras tú tratas de dominar a tu perro éste se las ingeniará para escapar de ti.

Aunque tu perro intente mordisquearte lo hará de una forma suave sin causarte dolor. Sin embargo, trata de no tener encima nada de valor que pueda estropearse con el ajetreo.

¿Listo para jugar con tu can?

Suscríbete para recibir los últimos artículos.

También te puede gustar

Post

¿Cómo elegir entrenador para tu perro?

Post

¿Por qué no debes gritarle a tu perro?

Post

9 ventajas de tener un perro entrenado

0 Comentarios

Deja un comentario