9 ventajas de tener un perro entrenado

9 ventajas de tener un perro entrenado

La compañía de un perro es una de las mejores cosas de la vida. Los perros son excelentes compañeros, y la convivencia con ellos siempre está llena de amor. Cuando un perro llega a nuestras vidas no solo lo sentimos como parte de nuestra familia, sino que él por voluntad propia se comporta como tal. Sin embargo, esta armonía en ocasiones se ve afectada por determinadas conductas, que muchas veces solo son posible de corregir a través del entrenamiento. ¿Conoces las ventajas de tener un perro entrenado?

Las fortunas del entrenamiento canino

Tener un perro bien entrenado es como tener un hijo bien educado. No existe preocupación que te inquiete, porque sabes perfectamente qué esperar de su comportamiento. Pero si todavía sigues indeciso, comparto contigo las ventajas más importantes del adiestramiento canino.

Adiós a las malas conductas

Una vez que tu perro sea entrenado verás que todas las malas conductas se esfumarán. El entrenamiento de tu perro hará que deje a un lado las conductas agresivas, la desobediencia y los hábitos indebidos. Ahora tu perro será todo un gentleman, capaz de saberse comportar ante cualquier visita que venga a tu hogar.

Vínculos afectivos VIP

Si antes de su entrenamiento ya sentías la gran química que existía entre tu perro y tú, ahora la sensación será superior. Ahora que te respeta mucho más como líder, los vínculos emocionales entre ambos serán mucho más fuertes. No faltarán las muestras de cariño mediante las que te demuestra lo mucho que te quiere.

Eres esa figura sagrada que le brinda comida, cariño y protección y, por si fuera poco, quien lo entiende y regula su comportamiento. ¡Tiene tanto que agradecerte!

Mejor comunicación entre ambos.

Que ambos no puedan hablar el mismo idioma en ocasiones es un gran obstáculo para amo y perro. Sin embargo, ya entrenado, tu perro aprenderá a entender lo que le pides, por lo que le será mucho más fácil complacerte. Por tu parte, en el proceso de entrenamiento también aprenderás a reconocer el lenguaje corporal de tu perro, y podrás identificar cuáles son sus demandas.

Excelente convivencia familiar  

Si la relación de tu perro con el resto de la familia supone un problema, con el entrenamiento canino no tendrás de qué preocuparte. Tanto tu perro como tu familia podrán convivir en tranquilidad. Las herramientas aprendidas durante el adiestramiento también servirán para moderar el comportamiento de tu can con otros miembros familiares.

Disfrutarás de tu perro al máximo

Con tu perro entrenado ahora podrás disfrutar mucho más de su compañía. Ahora tendrás la oportunidad de: llevarlo en coche sin preocupación, pasear por el barrio mientras camina junto a ti o simplemente sentarte en el parque mientras él descansa a tus pies. Pasar tiempo juntos será divino, y todo gracias a su entrenamiento.

Desarrolle todas sus potencialidades

Aunque un perro sin entrenamiento cuenta con todas las capacidades físicas y emocionales, éstas no son explotadas de forma efectiva. Con el entrenamiento facilitarás que tu perro explote sus potencialidades al máximo. Tu perro podría realizar tareas increíbles, convirtiéndose en un gran ayudante del hogar.   

Perro menos ansioso y estresado

Si entrenas a tu perro debidamente sabrá con seguridad cuáles son los comportamientos permitidos y cuáles no. Podrás irte de casa tranquilamente porque, aunque tu perro se quede solo, no intentará ninguna conducta inapropiada. Tu can se comportará disciplinadamente y esperará tranquilamente tu regreso.

Mejor interacción con otras personas   

Si dejar a tu perro al cuidado de un conocido era complicado, después de entrenado todo será diferente. A partir de ese momento un viaje de última hora no será un gran dilema. El adiestramiento de tu perro no solo lo enseñará a comportarse, sino que colaborará con su socialización. Por tanto, dotado de educación y con una mejor disponibilidad a la interacción, será muy fácil dejarlo con alguien en tu ausencia.

Se facilitan todas las tareas

Con el entrenamiento habrás facilitado que aquellas actividades vinculadas a tu perro que generaban gran estrés, puedan ser realizadas de forma pacífica. Tareas como bañarlo, acudir a la cita con el veterinario, llevarlo a la peluquería canina, etc., no se convertirán en momentos agobiantes ni para tu perro ni para ti. Será mucho más sencillo realizar cualquier faena que involucre a tu perro, sin importar lo exigente que ésta sea.

Los perros son animales que actúan por instinto, y esto provoca que más de una vez tengan comportamientos inapropiados. El entrenamiento es la herramienta para orientarlos y enseñarlos a comportarse correctamente por medio de refuerzos positivos. Es por eso que un perro entrenado estará preparado para dar lo mejor de sí y, sobre todo, para convertirse en la mejor compañía para toda la manada familiar. 

Suscríbete para recibir los últimos artículos.

También te puede gustar

Post

¿Cómo elegir entrenador para tu perro?

Post

¿Por qué no debes gritarle a tu perro?

Post

6 alternativas para jugar con tu perro

0 Comentarios

Deja un comentario