Indicios de que tu perro se está quedando ciego

Indicios de que tu perro se está quedando ciego

Con el paso de los años los perros suelen ir perdiendo parte de la capacidad de su visión. Es un proceso que ocurre de manera gradual, y que incluso puede terminar en la ceguera total. Además del deterioro de la vista a causa de la vejez, la pérdida de la visión en la especie canina también puede ser el resultado de otros padecimientos. La diabetes, los problemas metabolismos, malformaciones congénitas, o incluso la genética de la propia raza, pueden constituir factores de riesgo.

La realidad es que ya sea a causa de heridas en la córnea o de enfermedades degenerativas, nuestro amigo peludo puede sufrir pérdida de su visión. Sin embargo, entrar en alerta ante la menor sospecha te ayudará a ganar tiempo para que el veterinario trate rápidamente cualquier padecimiento antes de que quede completamente ciego.

Señales que denotan dificultad de visión en tu perro

Identificar cualquier indicio de que nuestro perro pueda estar perdiendo la visión es de suma importancia. Es posible que la pérdida de la visión de nuestro peludo amigo no sea por causas naturales (como la vejez), sino un síntoma colateral de una enfermedad más grave que atendida a tiempo puede incluso prolongar sus años de vida. Veamos cuáles son los indicios más claros de la dificultad visual de nuestro peludo amigo.

Cuando está dentro de la casa
  • Cuando se mueve por la casa suele tropezarse a menudo con muebles u otros objetos. Es posible que choque con las patas de las mesas, los sillones y, sobre todo, con aquellas cosas que por algún motivo se han movido de lugar.
  • A más de tres metros de distancia no logra reconocer bien a los integrantes del hogar. Es posible incluso que ladre como si se tratasen de extraños si no escucha el sonido de sus voces.
  • A menudo pierde de vista sus platos de agua o comida, y se ayuda de su olfato para encontrarlos.
Cuando sale fuera de casa
  • Se muestra temeroso de explorar sitios poco conocidos para él, y entra en alerta ante cualquier ruido.
  • Ante tu llamada gira su cabeza de forma desorientada hasta que con dificultad logra distinguir tu ubicación.
  • Al salir al exterior pasea con mucha precaución. Todo el tiempo olfatea el suelo.
  • Durante los juegos tiene dificultad para encontrar la pelota o juguete lanzado. Por momentos utiliza su olfato para encontrarlo.
Indicios relacionados a la apariencia de sus ojos
  • Lagrimeo, secreción o exceso de lagañas
  • Parpadea o se frota los ojos con las patas de manera frecuente.
  • Derrame o enrojecimiento en alguno de sus ojos.
  • Alguna lesión externa o interna que indique que se lastimó.
  • Opacidad de la pupila o nubosidad de la córnea.
¿Cómo convivir con un perro ciego?

Si finalmente ya te cercioraste de la pérdida de visión de tu perro entonces es momento de tomar las precauciones precisas. Recuerda que existen diversos factores que pueden provocar la disminución de la facultad visual de tu cachorro, por lo que es preciso realizar los estudios médicos precisos para conocer la verdadera causa.

  • Ante el primer indicio que indique la pérdida de la visión de tu perro es preciso visitar al veterinario. Él será el más indicado para diagnosticar la causa que lo provoca, así como para determinar si el daño puede ser reversible o no.
  • No cambies la posición de los muebles y accesorios del hogar. Si tu perro sufre de ceguera quedará desorientado y correrá el riesgo de hacerse daño al chocar con éstos.
  • Sus pozuelos de agua y comida mantenlos siempre en el mismo lugar. Tu perro sabrá a donde dirigirse cada vez que sienta hambre o sed.
  • Evita dejar objetos en alto que puedan caer sobre tu mascota canina en caso de ésta tropiece o choque con la base que lo sostiene.
  • Recoge todos los objetos punzantes (pinchos, cabillas, etc.) y obstáculos peligrosos colocados a baja altura, pues constituyen un peligro para tu amiguito ciego.  
  • Al sacar a pasear a tu peludo amigo hazlo siempre con correa. Le servirás de guía y lo protegerás de accidentes o de problemas que puedan presentarse durante el paseo.  
  • Si vives en una casa de dos plantas asegúrate de ubicar su lugar de descanso en la planta baja. Coloca una barrera en la entrada a la escalera para evitar que suba al segundo piso, ya que constituye un riesgo de accidente.

Convivir con un perro ciego requiere extremar las precauciones de su cuidado dentro y fuera del hogar, pero no interfiere en nada su capacidad de ofrecer y recibir amor. Llenar a tu perro de cariño lo hará sentirse más seguro y, sobre todas las cosas, quedará convencido del excepcional ser humano que eres.

 

 

 

 

Suscríbete para recibir los últimos artículos.

También te puede gustar

Post

Señales de que tu perro está enfermo

Post

La vejez en nuestro perro

Post

8 de las emergencias caninas más comunes

0 Comentarios

Deja un comentario