Perro o perra ¿Qué elegir?

Perro o perra ¿Qué elegir?

Si decidiste llevar compañía canina a casa, es posible que todavía estés meditando cuál sexo deberías escoger. ¿Será mejor hembra o macho? ¿Qué los diferencian?

La realidad es que sea perro o perra, habrás ganado una mascota increíble. Ambos sabrán recompensarte con amor y cariño, y la conexión entre ambos será especial. No obstante, nunca está de más conocer cuáles son sus diferencias a nivel de género. Así descartarás cualquier comportamiento que no estés dispuesto a tolerar.

Diferencias entre perros y perras

Las diferencias entre géneros son comunes en casi cualquier especie. Aunque ambos se complementan, existen diferencias anatómicas, fisiológicas y conductuales muy obvias. Es por eso que a pesar de que la especie canina sigue siendo el mejor amigo del hombre, a nivel de género discrepan en su apariencia y comportamiento.

Los perros machos

Los perros machos físicamente son más grandes y musculosos que las hembras de su raza. Se comportan de forma territorial, por lo que al salir de casa suelen orinar varias veces con el fin de marcar su territorio. Esto provoca que al llevarlos a pasear el tiempo de paseo se dilate. Su continua necesidad de orinar y su instinto involuntario de olfatear, exigen de algunos minutos extras. Un comportamiento que se torna un obstáculo para algunos dueños.

El carácter de los perros suele ser más agresivo, sobre todo en las cercanías de otro perro de su mismo sexo. Son más independiente que las hembras, pero también son más estables emocionalmente. Al ser castrados su comportamiento varía al punto de que se vuelvan más tranquilos y menos propensos a los enfrentamientos.

Su búsqueda constante de sexo en ocasiones puede ser molesta. En algunas ocasiones pueden desafiar a su dueño con tal de aproximarse a una hembra en celo. También es posible que intenten montar casi cualquier objeto, incluyendo la pierna de sus dueños o conocidos cercanos. La esterilización suele ser una solución para evitar comportamientos agresivos y reducir su perenne instinto sexual.

Las hormonas masculinas en los perros machos hacen que sean más remolones al momento de obedecer órdenes. Razón por la que su proceso de aprendizaje es un poco más lento que el de las hembras. Pero, no obstante, acaban aprendiendo las lecciones y se convierten en excelentes camaradas.

Hablemos de las hembras

Las hembras caninas pasan regularmente por su etapa de celos dos veces al año. Dicho momento es delatado por sus secreciones sanguinolentas y su comportamiento intranquilo. En esa etapa se les debe prestar especial atención. Más que nada debido al continuo asedio de los machos en su afán de montarla, donde un simple descuido podría significar una camada no planificada.

Por lo general las hembras suelen ser hogareñas y muy cariñosas. Su comportamiento dócil las convierte en la compañía ideal para niños, ancianos y mascotas. Aunque son tranquilas, también son recelosas, sobre todo cuando tratan de proteger a su camada de un intruso. Son propensas a los cambios de ánimos, por lo que cuando son felices suelen vérseles afectuosas y dulces, pero si algo no les agrada entonces se ponen gruñonas.

En cuestiones de entrenamiento las hembras aprenden rápidamente. Por eso en muchas ocasiones completan el ciclo de aprendizaje mucho más rápido que sus compañeros machos.

Son fieles a sus dueños tanto como los machos, y crean un vínculo rápidamente con quienes le dan amor.

¿Cómo puedo decidir?

La tarea de decidir entre un perro macho o una perra hembra depende en gran medida de tus propios intereses. ¿Qué buscas para tu hogar? ¿Qué comportamientos no estás dispuesto a tolerar?

Partiendo de las diferencias mencionadas podrás llegar a la conclusión certera. Por otra parte, no debes ignorar que las razas también influyen en algunas tendencias conductuales. Ten en cuenta que, el macho más gruñón de una raza dócil, puede ser más sumiso que la hembra más dulce de una raza territorial. Al final tampoco puedes ignorar que, el éxito de un perro como compañía, también depende de la guía y crianza ofrecida por su dueño.

Lo transcendental no está en elegir el sexo de tu perro, ya que al final de cuentas es algo subjetivo. Lo importante radica en tomar conciencia de las responsabilidades que estás aceptando como dueño. Llevarás a casa a un ser especial que, además de ser tu mascota, también será tu mejor amigo. 

Suscríbete para recibir los últimos artículos.

También te puede gustar

Post

Qué hacer cuando ya no puedes tener a tu perro

Post

¿Cómo pasear a tu perro de forma efectiva?

Post

Consejos para evitar la agresividad en tu perro

Post

Ventajas de que tu niño tenga un perro

Post

¿Qué debes hacer si se pierde tu perro?

0 Comentarios

Deja un comentario