Razas de perros: Pitbull

Razas de perros: Pitbull

La raza pitbull se remonta al siglo XIX en Gran Bretaña, aunque en la actualidad ya se considerada de América. Originalmente eran utilizados en la protección del ganado, pero con el tiempo fueron ganando popularidad en las peleas, una práctica que influyó negativamente en su carácter y ha hecho que en la actualidad clasifique en la lista de razas potencialmente peligrosas. No obstante, vale aclarar que su comportamiento depende en gran medida de la educación que se les dé, por lo que pueden ser muy dóciles o ser tan agresivos como les enseñen.

Características y conducta del perro pitbull

Los pitbulls poseen un tamaño mediano que pocas veces tiende a superar los 45-55 cm. Su peso de adultos ronda los 25-45 kg y tienen una esperanza de vida de 12 años. Dado que su nivel de actividad física es alto necesitan drenar su energía de forma regular.

Como la sociedad y los medios de comunicación han popularizado el comportamiento agresivo de los perros pitbull, hoy en día la raza pitbull es considerada peligrosa y agresiva, al punto de que su tenencia sea prohibida en muchos lugares. Sin embargo, esa idea se aleja de la realidad pues su fundamento recae en el hecho de que se críe para pelearlo, y con ello se despierten los instintos más agresivos del animal. Estimulando comportamientos violentos que más tarde puedan atentar contra la vida de quienes le rodean.

No es menos cierto que el pitbull tiene un comportamiento enérgico y dominante, pero en ningún momento debemos afirmar que sea un asesino nato. Aunque no lo parezca, la raza posee un carácter sociable, y siendo bien socializada se convierte en una mascota excepcional que convive entre niños y adultos sin considerase una amenaza.

Los pitbulls poseen un carácter estable en donde sobresale su instinto amigable, juguetón y confiable. Es un animal entusiasta, divertido y muy vital, que asimila sin dificultad los cambios y las órdenes. Disfrutan en gran medida de hacer tareas, y a pesar de su fama de agresivos no son buenos perros guardianes ya que tienden a ser amigables con los extraños. Poseen un alto nivel de inteligencia por lo que son muy buenos en algunos deportes como el canicross.

El perro pitbull por lo general es muy afectivo con los niños. Es paciente y tolerante, por lo que se deja manosear y disfruta compartir juegos. Debido a su gran energía es un excelente compañero de retozo. No obstante, es preciso aclarar que todo lo anterior parte de la buena educación y socialización que reciba. Por otro lado, debido a que es un perro fuerte y musculoso es necesario seguir de cerca los juegos junto a niños muy pequeños para evitar que en medio de la euforia pueda golpear o derribar al niño sin querer.

Cuidados del perro pitbull

Los cuidados del perro pitbull no son excesivos. Con un baño mensual y par de cepillados semanales estará bien. También es necesario limpiar de forma diaria las lagañas o suciedad de los ojos que tenga acumulada. 

Su alto nivel de actividad exige de al menos dos paseos efectivos al día en los que se combine juegos o actividades que le ayuden a fortalecer sus músculos, además de ayudarle a drenar la energía. También es muy útil cuidar y desarrollar su mente con juegos de inteligencia.

Educación del perro pitbull

En todo momento debes alentar el comportamiento positivo, alegre y juguetón de tu cachorro con refuerzo positivo. Y jamás debes premiar o estimular la agresividad, ya que de hacerlo lo incorporará a sus hábitos frecuentes.

Desde muy pequeño debes trabajar en su socialización. La necesidad de apoyarte en la práctica de un experto que encause su comportamiento dependerá en gran medida de la personalidad de tu peludo, aunque entrenarlo nunca está de más, ya que son múltiples las ventajas de un buen adiestramiento. La raza pitbull puede ser utilizada en labores de rescates, detección de narcóticos, misiones policía, etc.

Salud del perro pitbull

Si decidiste adoptar un pitbull no tendrás muchos problemas con su salud ya que por lo general son muy sanos. Su mayor padecimiento tiende a ser su piel pues en ocasiones se vuelve muy sensible a la sarna, hongos y eccemas, así como a los parásitos internos y externos. De ahí la importancia de elegirle un collar confortable y un lugar limpio para dormir. Por lo demás solo es necesario prestar atención a sus vacunas, y realizarle las revisiones regulares en el veterinario para identificar cualquier otra enfermedad a tiempo.

Suscríbete para recibir los últimos artículos.

También te puede gustar

Post

Razas de perro, Bulldog Inglés

Post

Razas de perro: Bulldog Francés

Post

Razas de perros: Pastor Alemán

0 Comentarios

Deja un comentario