Ventajas de que tu niño tenga un perro

Ventajas de que tu niño tenga un perro

Hay personas que se oponen a la idea de que sus hijos compartan vida con un can. En sus mentes sigue la creencia de que los perros son solo una fuente de contaminación. Sin embargo, nada está más lejos de la realidad. Si se toman las medidas pertinentes, un perro no tiene por qué ser una amenaza sanitaria. Al contrario, un perro es un excelente compañero para un niño. La compañía que les mostrará respeto, humildad y empatía, desde muy pequeños.  

Beneficios de que tu hijo tenga un perro

Si todavía desconfías de las ventajas que hay en que tu hijo tenga una mascota canina, aquí te dejo los beneficios más importantes.

Compañía ideal para jugar

Los perros y los niños son incansables máquinas de juegos. Con un perro tu niño no tendrá tiempo para el aburrimiento. Su compañero canino hará todo lo posible para corresponder sus juegos y travesuras. Por tanto, un can será la mejor compañía para entretener y darle actividad a tu pequeño.

Adiós a la soledad

Con un perro de compañía tu hijo no sentirá tanto la ausencia de amigos o hermanos con quienes compartir su tiempo. Un can se convertirá en la compañía ideal para llenar sus momentos de soledad. A partir del instante de que tu hijo tenga un perro será muy difícil que vuelva a sentirse solo.

Amor sin límites

Cuando se trata de amor incondicional los perros son los mejores maestros. Ellos saben cómo entregar amor puro y sincero, por lo que sabrán cómo calar en el corazón de tu pequeño. A partir del primer instante no dejarán de entregarse cariño. Un perro será el mejor maestro para enseñar a tu hijo el amor incondicional.

Apoyo emocional

Es normal que los niños en ocasiones sientan ansiedad o nerviosismo ante alguna situación. Un perro será el refugio de tu hijo cuando éste se sienta enfermo o tenga algún episodio de estrés resultante de algún problema que lo atormente.

Seguridad

Las mascotas caninas por lo general poseen un estado de ánimo estable. No son críticos, no se enfadan con facilidad y saben perdonar fácilmente. Por tanto, tu hijo encontrará en un perro un amigo confidente con el que se sentirá a salvo en todo momento.

Por otro lado, los perros son animales celosos del cuidado de sus dueños. Así que será el mejor cuidador a la hora de brindar protección a tu pequeño.

Asimila valores

Los niños que comparten su vida con una mascota canina aprenden de valores desde muy temprano. Un perro es capaz de transmitir respeto, lealtad, fidelidad, compasión, y un sinfín de valores que tu hijo utilizará durante toda su vida.

Practica la responsabilidad

Tener un perro en casa requiere de cuidados y responsabilidades. Su bienestar depende en gran medida de los cuidados de su dueño. Si involucras a tu niño en el cuidado y alimentación de su can aprenderá a asumir responsabilidades desde pequeño. Será la antesala para que tu pequeño aprenda a asumir tareas de forma responsable. 

Mejor autoestima

Aquellos niños que comparten su vida con un perro tienden a tener una autoestima alta. Aprenden a quererse a sí mismos, a la vez que desarrollan habilidades para ayudar a los demás. Un correcto nivel de autoestima en tu hijo mejorará su estado emocional, potenciando su desarrollo cognitivo y sus interacciones sociales.

Aprende a compartir

Una mascota canina obligará a tu niño a aprender a compartir. Tendrá que entender que debe compartir sus chuches, su tiempo y hasta sus padres. Una inteligente manera de que aprenda a que no es el centro del universo, y de que otros también demandan atención.

Más fuerte y saludable

Según investigaciones realizadas tener una compañía canina trae excelentes beneficios a la salud. Quienes conviven con un perro mejoran su presión arterial, gozan de un fuerte sistema inmunológico y tienen menos probabilidades de padecer de alergias, otitis o crisis asmáticas.

Menos tiempo para videojuegos

Un niño con perro suele dedicar más tiempo a salir al jardín a jugar con éste, sacarlo a pasear o simplemente llevarlo a satisfacer sus necesidades fisiológicas. Durante estas interacciones con su entorno tu pequeño aprenderá a relacionarse con quienes le rodean, y el vicio por los videojuegos pasarán a un segundo plano.

Mayor felicidad

Los niños con compañía canina no paran de reír y de disfrutar cada instante que pasan juntos. La alegría y el bienestar pasa a formar parte cotidiana del hogar, ofreciéndole a los pequeños la oportunidad de ser felices y de hacer feliz a su peludo amigo.

Suscríbete para recibir los últimos artículos.

También te puede gustar

Post

Qué hacer cuando ya no puedes tener a tu perro

Post

¿Cómo pasear a tu perro de forma efectiva?

Post

Consejos para evitar la agresividad en tu perro

Post

¿Qué debes hacer si se pierde tu perro?

Post

10 tips para que tu perro disfrute del baño

0 Comentarios

Deja un comentario